Noticias, Opinión del experto|25 enero, 2013 11:50 AM

A un año de uso del tratamiento oral

A un año del lanzamiento de fingolimod en Argentina, el primer tratamiento oral contra la Esclerosis Múltiple, crece el número de pacientes que optan por esta terapia de una sola toma diaria, de la mano de nuevas investigaciones que refuerzan su perfil de seguridad a largo plazo y comprueban beneficios de su uso precoz en la reducción de las tasas de recaídas y de pérdida de volumen cerebral.

Además, los datos del “mundo real” recabados en estudios observacionales muestran tasas de adherencia más altas entre los pacientes que reciben fingolimod el producto oral desarrollado por Novartis que entre aquellos que siguen otros tratamientos modificadores de la enfermedad inyectables.

“La llegada de una nueva droga para el tratamiento de la esclerosis múltiple fue sin duda un importante aporte al arsenal terapéutico para combatir esta enfermedad. Por otro lado, por primera vez en nuestra carrera nos encontramos con una alternativa de tratamiento oral. Los pacientes estaban ansiosos por el arribo de medicación que no fuera inyectable”, señala Vladimiro Sinay, jefe de la Clínica de Esclerosis Múltiple y Cognición de INECO.

Por su parte, para el doctor Fernando Cáceres, Director General del Instituto INEBA, “el balance es muy positivo, sobre todo por la eficacia de la droga. Además, los pacientes con EM están muy informados, ya sabían que en EE.UU. y Europa había una droga oral y la estaban esperando”.

El neurólogo con más de 20 años de experiencia en el tratamiento de pacientes con EM, asegura que los pacientes que trata con fingolimod “están muy contentos, no han tenido efectos adversos graves. Como dije, el balance de este primer año es muy bueno”.

En la actualidad, más de 300 pacientes están siendo tratados con fingolimod en la Argentina, donde el medicamento fue aprobado por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) en agosto de 2011 como terapia para reducir la frecuencia de las recaídas o brotes (típicos de la enfermedad) y retrasar la progresión de la discapacidad en pacientes con EM.

En todo el mundo, hasta agosto de 2012 se habían tratado más de 49.000 personas en el marco de los estudios clínicos y en la post-comercialización, y hay aproximadamente 52.000 pacientes-año expuestos a un año de tratamiento.

Durante el 28º congreso del Comité Europeo para el Tratamiento e Investigación en Esclerosis Múltiple (ECTRIMS), que terminó días atrás en Francia, se presentaron las conclusiones de un nuevo análisis integrado de los datos de seguridad de la Fase II, Fase III y extensiones de los estudios pivotales de fingolimod y el seguimiento a largo plazo, sobre más de 3.500 pacientes, que reafirmaron un perfil de seguridad consistente con resultados anteriores.

La exposición total a fingolimod fue de 9.070 pacientes-año en un año de tratamiento, 1.510 pacientes tratados por más de tres años y algunos por más de siete años.

En la Argentina fueron siete los centros médicos que participaron de los estudios clínicos internacionales previos al lanzamiento del medicamento, aportando un total de 39 pacientes en las etapas de investigación.

Muchos de ellos siguen recibiendo aún hoy la medicación, con más de cinco años de seguimiento.

Fuente: Europapress.com

Etiquetas: ,
  • Share this post:
  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • Digg