Noticias, Novedades|4 febrero, 2013 1:56 PM

Testosterona trataría de manera eficaz la esclerosis múltiple

La testosterona y sus derivados podrían constituir un tratamiento eficaz contra las enfermedades de la mielina como la esclerosis múltiple (EM), revela un estudio realizado por investigadores del Laboratorio de Imagerie et de Neurociencias Cognitivas.

La mielina compone las vainas que protegen las fibras nerviosas y determina la velocidad de los impulsos nerviosos. Un déficit en la producción de mielina o su destrucción causa graves enfermedades para las que no existe tratamiento curativo.

Los investigadores han demostrado que la testosterona y un análogo sintético han inducido a la regeneración de los oligodendrocitos que son las células responsables de la mielinización. Este trabajo se ha publicado en enero en la revista Brain.

La esclerosis múltiple (EM) es una enfermedad degenerativa de la mielina, que es acompañada por una grave inflamación del sistema nervioso central. Se caracteriza por trastornos motores y de la visión, además de problemas neurológicos tales como dificultades de elocución. Las mujeres son dos veces más susceptibles que los hombres de padecer la enferemdad, a pesar de que el pronóstico es menos bueno para los varones.

El equipo dirigido por el Dr. Said Ghandour ya había demostrado el efecto protector de la testosterona en los oligodendrocitos (las células responsables de la mielinización). Para este estudio los investigadores indujeron, en primer lugar, la desmielinización crónica de las fibras nerviosas en el cerebro de los ratones. Para hacer esto, se añadió a su dieta cuprizone, una molécula que secuestra el cobre.

Los ratones expuestos a la desmielinización mostraron progreso de la EM, mientras que los ratones tratados con testosterona, de entre 6 a 9 semanas, mostraron una mielinización aliviando considerablemente los síntomas de la enfermedad. Los mismos efectos se obtuvieron usando un análogo sintético de la testosterona, 7-alfa-metil-19 nortestosterona-(MENT).

Después, los investigadores mostraron que la testosterona promueve la síntesis de mielina por los oligodendrocitos, manteniendo así la integridad de las fibras nerviosas. Como parte de la investigación, se hará un trabajo adicional que se centrará en la posibilidad de utilizar los niveles de testosterona en sangre como biomarcadores para evaluar la progresión de enfermedades desmielinizantes.

Fuente: Europaprees. com

Etiquetas:
  • Share this post:
  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • Digg